La creadora de la primera universidad era mujer, árabe y musulmana

18 marzo 2021 — Lectura en 6 '
Fátima al Fihri creadora de la primera universidad
Legado
Fatima al Fihri fundó en el año 859 lo que hoy está considerada como la primera universidad en la historia. Se trata de la Universidad de Al-Qarawiyyin, en la ciudad marroquí de Fes, todavía en funcionamiento.

Apenas has leído unas líneas de este artículo y ya te ha asaltado una duda. ¿Pero la primera universidad del mundo no fue la de Bolonia? Bueno, eso es lo que nos han contado. Según nuestros libros de historia, la universidad más antigua del mundo es la Universidad de Bolonia, creada por el jurista italiano Irnerio en 1088.

Y es que, aunque la creación del concepto de universidad esté asociado a Europa y a los monjes cristianos de la baja edad media, lo cierto es que su verdadera creadora no era ni europea, ni monje, ni cristiana. Ella era Fátima al Fihri, una acaudalada mujer musulmana de Túnez, que creó la Madrasa de Al-Qarawiyyin en Fez, Marruecos, dos siglos antes de la aparición de la Universidad de Bolonia.

Fátima al Fihri fue la pionera de la educación superior. Una visionaria cuyo liderazgo fue inmenso.

Es la historia de una mujer adelantada a su época, de gran fortaleza, que luchó por conseguir grandes avances a pesar de que eso no era lo que el mundo esperaba de ella. Fue la pionera de la educación superior, una visionaria cuyo liderazgo fue inmenso. Otra de tantas Mujeres en la Sombra que cumplió un rol fundamental en la historia y de la que hoy sabemos muy poco. 

La-creadora-de-la-primera-universidad-era-mujer-arabe-y-musulmana_02
Mezquita de Al-Qarawiyyin en 1916

«La madre de los chicos»

Fátima al Fihri nació en el año 800 en Túnez, donde vivió unos años antes de que su familia se mudara a Fez, en Marruecos. No nació en el seno de una familia precisamente acomodada, pero su padre, Mohammed al Fihri, llegó a convertirse en un exitoso hombre de negocios. Cuando éste murió, ella y su hermana Mariam heredaron una importante suma de dinero.

Ambas hermanas podrían haber utilizado la generosa herencia para vivir holgadamente el resto de sus vidas. En cambio, decidieron invertirlo en el progreso de su comunidad y, en concreto, en el futuro de los jóvenes. Su hermana Mariam decidió construir una mezquita, pero Fátima decidió que era necesario crear un lugar de enseñanza superior en la ciudad de Fez y fundó la Madrasa -institución académica islámica- de Al-Qarawiyyin, hoy todavía activa como la Universidad de Al-Qarawiyyin. Sin saberlo todavía, Fátima al Fihri creaba la primera universidad de la historia.

Fátima Al Fihri, conocida popularmente como Oum al Banine -la madre de los chicos-, se encargó de supervisar en persona la construcción del edificio de 30 metros de largo que cuenta con un patio, sala de oración, biblioteca y aulas. Era el año 859 y Fez era el centro de conocimiento y cuna de las artes, las ciencias y la cultura, que ahora se veía culminado con la aparición de la primera universidad.

Centro educativo de referencia

Pronto, tanto la Mezquita como la Madrasa de Al-Qarawiyyin se convirtieron en referencia mundial y símbolo del conocimiento y la enseñanza superior. Miles de jóvenes asistían a las cátedras de religión, gramática árabe, matemáticas, astronomía, música, medicina y estudios del Corán procedentes de todos los puntos del planeta. La Universidad de Al-Qarawiyyin se convirtió en un rico punto de encuentro de pensadores y estudiosos. Un lugar en el que teólogos musulmanes, judíos y cristianos compartían su saber y su legado, expandiendo todos los conocimientos antes reservados a áreas privadas y haciendo posible la transferencia de conocimiento científico del mundo árabe al europeo.

La Universidad de Al-Qarawiyyin se convirtió en un rico punto de encuentro de pensadores y estudiosos.

Las solicitudes de admisión a la primera universidad llegaban de todas partes del mundo, fue por eso que tuvieron que poner en marcha un sistema de selección muy profundo. Para poder estudiar allí, el estudiante no elegía solo la materia sino también al profesor, y era éste quien al final de la cátedra decidía si el alumno podía impartir conocimiento con la entrega del título correspondiente.

La-creadora-de-la-primera-universidad-era-mujer-arabe-y-musulmana_05
Patio de la mezquita de Al-Qarawiyyin (c) Momed.salhi 

Uno de los grandes personajes personajes históricos que se formó en esta primera universidad de la historia fue Gilberto de Auvernia, más tarde consagrado como el Papa Silvestre II, célebre por introducir en Europa los números arábigos y el sistema decimal. También se formaron en este gran centro de conocimiento el diplomático andalusí León el Africano y Maimónides, el filósofo judío famoso por sus escritos sobre la ley y la ética judías durante el siglo XII.

De escuela a gran centro intelectual

En sus inicios, la que se posiciona como la primera universidad de la historia solo contaba con una mezquita y una escuela en la que se enseñaba el Corán y una humilde biblioteca, pero con el prestigio que comenzó a desarrollar, la institución académica creada por Fátima al Fihri comenzó a atraer a personas de todo el mundo.

En el siglo XIV, el centro educativo ya contaba con 8.000 estudiantes. Fue en ese momento cuando la dinastía Benimerín expandió la biblioteca y agregó nada menos que 20.000 libros escritos a mano y 4.000 manuscritos originales de la historia islámica. Son los únicos que existen en todo el mundo, tras la destrucción de otras bibliotecas árabes, como la de la Universidad de Mosul en Irak, bombardeada en 2016 por la coalición internacional liderada por Estados Unidos en su lucha contra Estado Islámico.

Su biblioteca contiene libros originales de la historia islámica, únicos en todo el mundo.

La primera universidad creció y floreció, con sucesivas dinastías que adaptaban el espacio a las necesidades del momento. Se construyó un minarete, se expandió el espacio para el culto y dispusieron algunas fuentes en los exteriores. Lamentablemente, a partir del siglo XV Al-Qarawiyyin comenzó a experimentar un cierto declive, principalmente debido a que la propia ciudad de Fez perdía también parte de su prestigio.

La fuerza de su enseñanza se estancó y su plan de estudios disminuyó en alcance, centrándose fundamentalmente en las ciencias islámicas tradicionales y los estudios lingüísticos árabes. En el siglo XIX, la biblioteca de la mezquita también sufrió cierto deterioro y abandono. Con el tiempo, una parte significativa de su colección se perdió, probablemente debido a la falta de control a la hora de que los usuarios devolviesen los libros.

Educación para las mujeres

Tras cientos de años de declive, la Universidad de Al-Qarawiyyin fue nuevamente impulsada gracias a otra gran mujer. En este caso fue la periodista, activista feminista y luchadora anticolonial Malika al Fassi, quien en la década de 1940 luchó por la independencia de Marruecos. Al Fassi no concebía cómo la primera universidad de la historia, creada por una mujer, no podía aceptar entre sus filas a estudiantes mujeres.

Malika al Fassi en una de sus intervenciones

Ella, junto a otros colegas activistas por la causa, presionó a las autoridades francesas y marroquíes para que dieran acceso a las niñas a las escuelas de secundaria. En el caso de Al-Qarawiyyin, se ofrecieron a pagar ellos mismos el costo de los sueldos de los profesores adicionales si la escuela abría una sección para mujeres. Por fin, a finales de la década de 1940, la prestigiosa institución educativa creada por Fátima al Fihri siglos atrás se abría oficialmente a la enseñanza de mujeres y en 1960 el rey Mohamed V le otorgaba el estatus de Universidad.

La primera universidad impulsada por otra mujer

Y otra mujer más entra en la ecuación que ha permitido que la Universidad de Al-Qarawiyyin siga siendo hoy por hoy una institución educativa de prestigio. La arquitecta marroquí Aziza Chaouni, fue la responsable en 2016 del complejo proceso de restauración de la preciada biblioteca de la universidad. No se trataba de un proyecto sencillo, ya que se debía adaptar a los usos del siglo XXI un espacio muy deteriorado, conservando al mismo tiempo valiosos manuscritos con más de diez siglos de antigüedad.

Aziza Chaouni (c) Lafarge Holcim Foundation
Aziza Chaouni (c) Lafarge Holcim Foundation

Al igual que Fátima al Fihri, Chaouni creía firmemente que la biblioteca tenía que ser disfrutada por la gente de la ciudad. De hecho, esa fue su única condición para aceptar el proyecto: «Solo dormiré profundamente cuando tengamos la inauguración oficial y vea que la gente la usa», aseguró. Y así fue. La biblioteca, totalmente renovada con la última tecnología, como paneles solares y un laboratorio para digitalizar los textos, fue abierta en diciembre de 2016.

Solo dormiré profundamente cuando tengamos la inauguración oficial y vea que la gente usa la biblioteca de Al-Qarawiyyin.

Aziza Chaouni

No me cabe duda de que Fátima al Fihri estaría orgullosa de ver que el proyecto que comenzó con todo su empeño, hoy sigue consolidado como una importante universidad. Fue una gran pionera y ella dio forma, por primera vez en la historia, al concepto de educación superior creando la primera universidad. Su idea que se extendió por todo el mundo en la Edad Media, y tuvo como resultado la creación de otras instituciones de gran prestigio en Europa en los siglos siguientes, como la Universidad de Bolonia (fundada en 1088) y la Universidad de Oxford (fundada alrededor de 1096).

Es hora de darle luz a ella y a otras tantas Mujeres en la Sombra, así que si te ha gustado este artículo, no dudes en compartirlo. Nos vemos pronto a la luz de otra gran mujer.